MONASTERIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ

Hermanas Clarisas Málaga (barrio de la Trinidad)

ARTÍCULO PARA LA REVISTA DIOCESIS JUNIO 2015

Amarás a Dios sobre todas las cosas

Dios habla en la historia de cada persona y se da a conocer a través de los acontecimientos de su vida, recordándonos su acción todopoderosa, libertadora y bondadosa. Por eso, la primera llamada de Dios consiste en que lo acojamos en el corazón y lo adoremos “En Espíritu y en Verdad”. En ésta contemplación de Dios, interiorización de su mensaje y búsqueda de su voluntad, encontramos que la vocación del hombre, hecho a semejanza de Dios, consiste pues, en hacer manifiesto a Dios en medio del mundo.

Para llevar a cabo esta tarea, son necesarias la manifestación pública de la fe, pero, en palabras de Santiago: ¿De qué sirve, hermanos míos, decir que alguno tiene fe, si no tiene obras?

Se hace así necesario hacer carne en cada uno las virtudes teologales, pues por la Fe creemos en Dios, en la Iglesia y en toda la revelación divina; por la Esperanza confiamos firmemente en Él y su promesa; por la Caridad amaremos a Dios sobre todas las cosas, y a nuestros hermanos con el amor filial que Cristo nos ha mandado.

Dios conoce nuestra debilidad, nuestras limitaciones y la dificultad que encontramos para profesar y vivir la fe, incluso para responder plenamente al Amor Divino con nuestras fuerzas, por eso la Esperanza nos hace confiar en que Él es siempre fiel, misericordioso y bueno, y nos ayuda a querer llevar a la práctica la caridad, como llamada al amor a Dios y a nuestros hermanos, ya que toda criatura proviene de Él, y en el hermano podemos descubrir a Dios.

En la oración, como acción de gracias y alabanza a Dios, así como intercesión y súplica, se realiza plenamente el primer mandamiento. En nuestro sacrificio, unidos siempre al sacrificio de Cristo en la cruz, encontramos la verdadera comunión con Dios y la verdadera felicidad como regalo del Padre.

Alimentados por su palabra, la eucaristía y cuidando nuestra fe, podremos vencer el pesimismo y el relativismo actual, convirtiéndonos en piedras vivas de la casa de Dios, luz para nuestra sociedad y artífices de la nueva evangelización.

La vida consagrada, exige la renuncia de sí mismo viviendo solo para Dios, en palabras de San Francisco de Asís “amar a Dios en los Hermanos, es amar a los hermanos en Dios”.

Pido a Jesús que me atraiga a las llamas de su amor (Santa Teresa de Jesús)

POESÍA A SOR CARMEN

 

A Sor Carmen, la mártir.

 

Cuando la orda marxista

de Málaga se adueñó

a una monjita inocente

a la cárcel la llevó.

 

Tres veces en el camino

la quisieron fusilar

solamente porque era

religiosa de verdad.

 

Su nombre era Sor Carmen,

del Convento de la Paz;

humilde, pura, sencilla

y de extremada bondad.

 

Yo en la cárcel me encontré

con aquella santa hermana,

que con su alegre sonrisa

a todos nos animaba.

 

Un día los milicianos

dijeron para asustarla:

- Esta parece una monja y pronto hay que matarla.

- ¡No lo parezco, es que soy!

Al pronto les contestó.

- ¡Matadme cuando queráis,

que quiero unirme con Dios!

 

Toda su comunidad

deberá estar muy contenta,

pues demostró un heroismo

de religiosa perfecta.

 

¡Mi sangre yo la daría …

Decía aquel puro ángel.

… con tal que los pecadores

se conviertan y se salven!

 

Pura, inocente, sencilla

Sor carmen era en verdad

e imitaba a la violeta

por su profunda humildad.

 

Tú desde el cielo intercede

y alcánzanos la victoria,

mártir por Cristo que seas

eternamente en la gloria.

 

 

Vela también desde el cielo

por tu querido convento

y por tu comunidad,

que en ti su esperanza ha puesto.

 

Tu moriste perdonando

como saben perdonar

las esposas del cordero

y el que es cristiano en verdad.

 

Yo vi que al cielo subía

una cándida paloma

y era el alma de Sor Carmen

que volaba hacia la gloria.

 

Fuiste la rosa fragante

que supiste perfumar

con tus suaves aromas

al esposo celestial.

 

Yo te alabo y te bendigo

joven heroína y fuerte,

que supiste dar tu sangre

y morir como valiente.

 

Con la sangre de esta mártir

Málaga regada está.

Que gozo tendrán sus monjas

las Clarisas de la Paz.

 

Ahora se que en verdad eres

Esposa de Jesucristo

y que cerquita estarás

de tu padre San Francisco.

 

Lo que siempre pediré

te lo digo de verdad,

es que muy pronto te vea

colocada en el altar.

 

Tu cuerpo fue acribillado

y arrastrado por el suelo

y por eso como un sol

hoy luce tu alma en el cielo.

 

Victoria

 

SEMBLANZA DE LAS CLARISAS A DON JUAN GONZÁLEZ ARRABAL 

Queridos hermanos todos en el señor: paz y bien.

Don Juan, siendo párroco de la Santísima Trinidad era un verdadero amante de la paz y buscaba el bienestar para todos, sin discriminación alguna, intentando ser siempre un buen pastor, buscando siempre lo que une, y no lo que separa. Se puede asegurar que éste sencillo sacerdote vivía plenamente su vocación.

Para nosotras particularmente era un padre, además de ser nuestro párroco. Nunca nos negó nada. Siempre nos ayudó espiritual y económicamente. 

Realmente sentimos mucho su pérdida, pues quedamos huérfanas de padre y madre (Don Juan y la Madre Buenaventura).

Éste hombre, nunca aprovechó su poder para molestar a las monjas, antes bien, nos ha apoyado en todos los momentos asta sus últimos días, ya que ocho días antes de su muerte, asistió a la toma de hábito de la hermana sor Margarita el día 11 de Agosto de 2012. Era su particular despedida hacia nosotras, aunque no lo supimos en aquellos momentos.

Estamos convencidas de que tenemos dos "enchufes" en el cielo (Don Juan y la Madre Buenaventura), los dos se querían mucho, y seguirán intercediendo por nosotras desde el cielo.

Dicen que el que canta, dos veces reza.

Don Juan era muy amante de la música, y por eso su alma no pudo separase del cuerpo sin la escolta musical. Aunque ése día, en la U.C.I. no se cantó, si se transmitió la música al contacto, pues quiso expirar en las manos de Mª de los ángeles, directora del coro parroquial, y de Paco Pepe, su hijo predilecto, y no fué por casualidad.

Es todo lo que tenemos que decir de nuestro querido párroco, Don Juan.

En alabanza de Cristo resucitado y María. AMÉN.

 

CRÓNICAS DEL 8º CENTENARIO (PUBLICADO EN LA REVISTA INTERNA DE LA ORDEN)

Queridas hermanas, paz y bien.

Con ilusión y alegría hemos podido celebrar el 8º centenario de la fundación de nuestra querida orden. Ha sido mucho el tiempo dedicado durante éste año para las celebraciones del centenario. Muchas las reuniones con nuestros colaboradores, en el que ha jugado un importante papel nuestra hermana sor Cecilia, actualmente en el monasterio de Santa Clara de Málaga capital. Desde éstas páginas le damos las gracias por su ayuda y creatividad. No podemos hacer otra cosa que gritar a viva voz ¡ALABADO SEAS, MI SEÑOR! Pues éste año ha sido un influjo de vivencias, aprendizaje y renovación de nuestra vida y nuestro monasterio.

Todos los actos del centenario comenzaron con la visita del Cristo de San Damián a nuestro monasterio. Fue un tiempo de gracia en el que pudimos convivir y vivir nuestro carisma con mayor intensidad. Los jóvenes de la parroquia la acogieron como suya propia, llegando a permanecer la parroquia abierta para que pudieran participar con nosotras del rezo del oficio divino a través de las rejas del coro, permitiéndoles portar al crucificado en sus hombros para llevarlo al hermoso altar que se colocó en la sede del templo parroquial. Hemos podido comprobar que, aún en el siglo XXI, Cristo sigue siendo una fuente de agua viva que revitaliza su Iglesia, regalándole los dones del espíritu Santo, y hemos visto la necesidad de mostrar nuestro carisma en la parroquia en la que nos encontramos.

Una vez despedido el Cristo de San Damián, empezaron las complejas ideas que se llevaron a cabo finalmente para conmemorar el 8º centenario y que, como objetivo final,  tenía el mostrar a la cuidad de Málaga nuestra forma de vida y nuestra espiritualidad para poder realizar así una llamada de atención vocacional, y reavivar con ella el interés por la vida consagrada.

EXPOSICIÓN TESOROS DE LA CLAUSURA

 

La exposición tesoros de la clausura nació de la necesidad de llamar la atención de nuestra cuidad sobre nosotras para conseguir nuestro objetivo, con lo cual, se decidió montar en las habitaciones de la antigua hospedería y en los locutorios una exposición con el poco patrimonio histórico-artístico que tenemos entre los muros del monasterio.

Nuestros estimados jóvenes se pusieron manos a la obra para que se pudiera llevar a cabo tal iniciativa, primero restaurando los salones, montándolos y finalmente haciéndose cargo de todo en los días que se abría la exposición, asegurando así que se guardase en todo momento la clausura.

La exposición abrió por primera vez sus puertas el día 6 de Julio de 2012, en horario de 10:00 a 14:00 horas, y de 16:00 a 21:00 h. acontecimiento que se repitió durante los días 6, 7, 8, 13,14 y 15 de Julio. En ella se mostraban la primeras piezas que bordaron en oro las hermanas del monasterio en 1864, pinturas, nuestra colección de imaginería, entre las que destaca una dolorosa del s. XVIII, vestiduras sacramentales, diferentes sagrarios y ornamentos, y tal vez, una de las cosas más llamativas, fueron los restos de la imagen de la Santísima trinidad que ocupaban la hornacina del altar mayor de la parroquia en la antigüedad.

Le damos gracias a Dios por el tremendo éxito de la exposición, ya que alcanzamos durante ambos fines de semana más de 500 visitas. Los medios de comunicación se hicieron eco de ésta iniciativa, publicándose en la página web del monasterio, la

 

del obispado de Málaga, páginas particulares, así como en radio María, y diferentes periódicos locales.

También alcanzó gran difusión en el mundo cofrade de nuestra ciudad, así como todas las parroquias de la cuidad lucieron en su puerta el cartel que anunciaba el evento.

Esto fue un verdadero empuje para celebrar, dos semanas después, los actos centrales del triduo en honor a nuestra madre Santa Clara.

TRUDUO A SANTA CLARA

Si por algo se han caracterizado los días del triduo fue por la participación y la ayuda que recibimos durante estos días.Nos disponemos a reflejar unas jornadas apasionantes, llenas de la gracia de Dios y especialmente impregnadas de amor fraterno y espíritu franciscano.

El primer día del triduo (Viernes 3 de Agosto), nuestro padre provincial, el Padre Severino, en respuesta a nuestra invitación a estos días de oración, nos deleitó en el templo parroquial con una conferencia sobre la figura de nuestra madre Santa Clara, en la que expuso aspectos importantes de su vida, su compromiso con Dios, y, sobre todo, destacó sus virtudes espirituales. Una excelente conferencia que nos dejó a nosotras y al público asistente con ganas de más y que ha propiciado de nuevo el interés por su forma de vida en la feligresía.

En la conferencia participaron alrededor de 50 personas, que aumentaron en número al llegar la adoración eucarística.

La adoración eucarística se realizó con total solemnidad en una custodia cuya inscripción reseña que es de 1800, que representa a Santa Clara elevando la hostia consagrada. El canto de la corona de la divina misericordia por varios componentes de las comunidades neocatecumenales, hicieron que el clima de oración y recogimiento pareciera bajado del mismo cielo.

 

Tras la santa misa celebrada por el padre Severino, la parroquia se lleno entera de jóvenes, niños y familias  para celebrar, de manera diferente, la alegría del centenario. Un grupo de unos 40 jóvenes procedentes de la parroquia de San Antonio María Claret de nuestra ciudad, ofrecieron un concierto  pro JMJ de música cristiana moderna, compuesta por ellos mismos. Los sonidos de los altavoces, las guitarras españolas, bajos, percusión y sus benditas voces impregnaron el ambiente durante 90 minutos. El baile de los jóvenes, sus saltos en el templo, sus palmas, sus voces, parecía que despegaba una sonrisa en los labios de la imagen de Santa Clara que ha presidido todos los días el triduo, demostrando así que la vida religiosa no es algo del pasado, sino una realidad actual que puede ser redescubierta de nuevo, si es adecuadamente fomentada, y demostrando que la iglesia es joven, que está más viva que nunca, y que el espíritu sigue moviendo los corazones de los jóvenes para la oración en todas sus formas.

El segundo día del triduo (Sábado 4 de Agosto), con gran afluencia de personas, nuestro querido amigo “Paco Pepe”, seminarista del seminario diocesano de Málaga, cuya vocación se gestó a nuestro lado desde pequeño y entre los muros de ésta parroquia, ofreció una conferencia acompañada de diapositivas narrando la historia de ésta humilde comunidad de hermanas clarisas desde sus comienzos en ésta bendita tierra.

A continuación, los jóvenes de la parroquia prepararon una vez más la adoración al Santísimo en medio de una jornada vocacional, en la que se entrecruzaban las lecturas bíblicas, oraciones y reflexiones, con los cantos del coro parroquial. Una jornada de jóvenes que demostraron su fe públicamente e invitaron a descubrir la vocación desde la más pura espiritualidad franciscana, para culminar la jornada con la santa eucaristía, en la que cantó el coro parroquial. El clima de oración se respiraba en el ambiente, y de los corazones de todos salían las palabras ¡ALELUYA, GLORIA A DIOS! mezclándose con la acción de gracias por la misericordia de divina, brotando lágrimas de alabanza de los ojos de muchos de nosotros.

El tercer día de triduo (Domingo 5 de Agosto) fue tal vez el más esperado por la cuidad, la prensa y la parroquia.

 

Una imagen de Santa Clara, restaurada para la ocasión, abandonó el convento a las 10.45 horas en solemne procesión, de manos de varios adolescentes que la portaban en sus manos subida en unas sencillas andas, y que la introdujeron en el templo parroquial donde la esperaba una multitud de fieles. El cortejo lo abría la cruz parroquial custodiada por dos faroles, a lo que seguía el evangelio, el incienso, los sacerdotes y Santa Clara.

Con permiso del padre Severino, las hermanas pudimos salir del monasterio para sentarnos en la primera fila de bancos del templo parroquial y recibir a nuestra santa madre como se merecía. Al canto de “Clara es tu nombre” vimos como nuestra madre Santa Clara se acercaba a nosotras con las manos extendidas como pidiendo renovar nuestro compromiso ante Dios, y así fue, pues ante la imagen de Santa Clara, y en presencia del Padre Severino, pudimos renovar nuestros votos monásticos, delante de Dios, la santa madre Iglesia y Nuestra Señora de la Paz.

Para mayor solemnidad, el coro parroquial preparó una eucaristía como pocas antes se habían hecho, con multitud de cantos franciscanos, algunos de ellos cantados a dúo con las hermanas.

Con el corazón inundado de alegría por una eucaristía en la que Cristo se hizo presente en cada corazón, tuvo lugar un pequeño ágape en los recibidores del monasterio, que en cuestión de minutos no eran capaces de acoger tantos hermanos.

Pero tras la agitada mañana, aún quedaban acontecimientos que disfrutar.

A las 8 de la tarde, tuvo lugar una misa de acción de gracias por las celebraciones casi culminadas del triduo, a la que, para sorpresa nuestra y del coadjutor de la parroquia, asistió una gran cantidad de fieles de todas partes, encontrándonos con la parroquia totalmente llena. En ésta ocasión, la parte musical de la celebración corrió a cargo del coro de juveniles del movimiento Misioneros De la Esperanza. (MIES) que volvieron a llevarnos a profundizar en la fe y renovaron nuestra esperanza en la bendita juventud de la Iglesia.

 

A las 21.12 horas, tras culminar la celebración eucarística, se procedió a la solemne procesión de nuestra madre Santa Clara por las calles de la feligresía de la parroquia. La Santa, estaba montada en unas andas procesionales que la cofradía de La oración de Jesús en el huerto nos dejó, y que ellos mismos montaron haciéndose cargo además de costear los gastos del hermoso exorno floral que encontramos a los pies de la imagen.

Gracias a la donación de velas nuevas por parte de la hermandad Del Amor de nuestra ciudad, un grupo de 50 hermanos acompañaron a nuestra madre por las calles en el cortejo procesional, cuyo acompañamiento musical corrió a cargo de un grupo de jóvenes del barrio que, con gran cariño, se unieron para formar una pequeña banda de música para acompañar a nuestra madre Santa Clara, que como dijo el padre Severino, no eran más que ¡MÚSICOS DE DIOS!

Desde aquí agradecemos a todos ellos su colaboración voluntaria y su muestra de cariño.

TOMA DE HÁBITO DE SOR MARGARITA

Pero no quedó aquí la cosa, pues la divina providencia y el Espíritu Santo permitieron que, el día de Santa Clara, nuestra hermana Sor Margarita pudiera tomar el hábito Clariano, celebrándola el padre José Luis Millán (padre asistente) , lo que supuso un verdadero impulso de Dios para no desfallecer en la oración y saber, que pese a todo, seguimos intentando ser un testimonio en la sociedad secularizada en la que vivimos, y transmitir el mensaje de amor que Nuestro Señor inspiró a San Francisco de Asís, y así poder proclamar “!MI DIOS Y MI TODO¡”

                                                   Por todos éstos acontecimientos que Nuestro Señor Jesucristo nos ha bendecido, nos acogemos nuevamente bajo la protección de la Santísima Virgen para que, con su intercesión, aumente el número de las hijas llamadas al carisma Franciscano en todas sus formas, y muy especialmente en la vida de nuestra orden, para mayor gloria de Dios.

 

Querida madre Santa Clara,

Que seamos cada vez más fieles a la espiritualidad que sembraste como humilde florecilla en el jardín de san francisco, para que, por intercesión de nuestra madre, la Bienaventurada, siempre, Virgen María, seamos ejemplo de amor para éste mundo, y  podamos ser verdadera luz en medio de ésta generación, para que, con nuestra sencilla y contemplativa oración, podamos ser instrumentos útiles para la nueva evangelización. Por Jesucristo Nuestro  Señor. AMEN. 

 CARTA DE LOS JÓVENES A SOR BUENAVENTURA

EN EL PRIMER ANIVERSARIO DE SU MUERTE

Desde el corazón, no podemos más que dar gracias a Dios por la vida y dedicación de nuestra hermana en éste monasterio y en nuestra parroquia, y muy especialmente con nosotros, los jóvenes y niños. Hemos podido compartir con ella muchos momentos de nuestra vida. La hemos visto disfrutar con los niños, poniéndose a su nivel y siendo una más entre ellos. Por eso, con curioso cariño, siempre la hemos llamado “la monja de la reja”, y nos hemos dirigido a ella con la palabra “madre”. Y era eso, una madre, porque reía con cada uno de nosotros, se preocupaba con nuestros problemas y sufría con nuestros sufrimientos, y dedicó su vida a rezar por nosotros, a dar gracias por las cosas buenas que nos pasaban, y a ofrecer a Dios nuestros sufrimientos. Era nuestra madre porque siempre estaba dispuesta a tendernos una mano desde su reja y regalarnos una sonrisa. Los que hemos tenido la suerte de vivir toda nuestra vida junto a ella, recordamos cuando éramos niños, ¿cuántas natillas o recortes de formas nos habrá regalado? Recordaremos siempre su sonrisa cuando asaltábamos la reja para hablar todos a la vez con ella, para darle la mano o, con inocencia, pedirle que nos diera algún pastelillo.

También demostró su amor junto a las demás hermanas cuando preparaban las ofrendas para las primeras comuniones, o se escondía detrás de la reja para vernos hacer la primera comunión.

 

Desde hace cuatro años, la semana anterior a semana santa, hemos estado celebrando la procesión y, con gran cariño y especial ilusión, recibía a los niños para encerrar la procesión en el convento, volviéndose ella otro niño más.

En sus ojos hemos podido ver a Dios, y en sus palabras hemos encontrado consuelo. En su vida hemos visto  sencillez, y en sus obras sincera caridad. Ha sido, en definitiva, un verdadero ejemplo de vida, una verdadera antorcha de luz en medio la parroquia y del barrio, y un verdadero ejemplo de cristianismo. Como decía ella, VIVIR LA VIDA POR Y PARA CRISTO, y podríamos añadir que en ella se podía ver el espíritu de Cristo.

Por eso damos gracias a Dios por la vida de la hermana Buenaventura y, por la intercesión de la santísima virgen, queremos pedir a Dios que la tenga en su gloria, aunque tenemos la certeza de que ella ya está junto al padre y cobijada bajo el manto de la virgen, a la que ella nos enseñó a amar. Con alegría y esperanza, vamos a rezar la oración del padre nuestro por la hermana Buenaventura.

CARTA ESCRITA POR LA HERMANA SOR CECILIA CON MOTIVO DE LA VISITA DEL CRISTO DE SAN DAMIÁN AL MONASTERIO

“Este es el Cristo que movió a Francisco a iniciar su obra”. Él supo ver más allá de la imagen, adentrándose por medio de los colores y las figuras del misterio de Dios. Ahora, ¿qué nos toca? Pues nada: “Dejarnos MIRAR y LLEVAR por Él”

 

Querido hermanos/as todos:

PAZ y BIEN.

         Días 15 al 19: CRISTO DE SAN DAMIÁN ESTUVO EN NUESTRA CASA.

 El año pasado, tuvimos en Marchena una charla, o mejor dicho un estudio, sobre la Cruz de San Damián. Dirigido por nuestro Padre Provincial P. Severino. La verdad, quedé con muchas ganas de conocerle más. Porque en general, cuando miramos los crucifijos, son tristes y con la cabeza inclinada. Sin embargo, este de San Damián es diferente. Muchas veces lo he visto, pero no me llama la atención con tantas maderas para acá y para allá…Pero, mira por dónde, ÉL viene. Él está en nuestra casa, y tengo la plena seguridad de que Él explicará nuestras dudas…

Sólo mirar sus ojos: una queda apasionada y embobada. Así que quiero compartir con todos vosotros nuestras experiencias durante estos 5 días que el Cristo de San Damián quiso por capricho visitar y estar en medio de esta Comunidad y Nuestra Parroquia.

2º- Cuando el hombre llega al punto de no buscar consolación en criatura alguna, entonces comienza a gustar perfectamente de Dios: y entonces está contento de todo cuanto le sucede. (Im. De Cristo XXV, 10)

Con estos 2 textos quiero empezar.

La presencia de Cristo para nosotras es GRACIA, DON y sobre todo  UN REGALO MISTERIOSO. Me cuesta un poco explicarlo, por lo que tal vez este texto de las sagradas escrituras, pueda haceros entender lo que quiero decir: “¿De Nazaret puede salir algo bueno…?”

Todos sabemos que Mi Comunidad es pobre de personales, pero sin embargo, estamos muy contentas y muy felices, “amando a Cristo y sirviendo a los hombre desde nuestros claustros, ¿Qué nos puede faltar?”

El Cristo de San Damián nos infundió y derramó un ESPÍRITU para ser más fuerte y más generosas. Y “la Santidad no consiste en CANTIDAD, sino en la CALIDAD de VIVIR, de ENTREGAR y DECIDIR, sin esperar recompensa.” ¿Cuesta? La respuesta es: “Pues, habéis saboreado lo bueno del Señor…(1p 2, 3)”

Así que lo primero de todo, doy la infinitas gracias por aquellos/as que organizaron este “GRAN REGALO”. El Cristo, no ha mirado nuestras miserias. Miró nuestra SED y quiso entrar y morar en sus pobres pecadores. Y, sin duda, HABLARÁ de nuevo a cada uno de nosotros. Y merece la pena de que emprendamos, ya con Él, nuestros caminos hacia la META, que es “LA SANTIDAD.”

 

Vivir desde la FÉ, acoger los contratiempos desde la FÉ. Así, Dios actúa en cada persona. Él modela a cada persona. Como Francisco y Clara. Pero lo más importante: Hay que dejar que Él nos llevará donde quiere, como quiere y cuando quiere.

Bueno, vuelvo de nuevo al principio. El día 15-10-2011, a las 10:30 de la mañana, unos feligreses de Nuestra Parroquia están en la plazoleta (una plaza fuera de la Iglesia) y en la portería, esperando la llegada del Cristo de San Damián.

Por fin llegó el deseado de todos, a las 12:00 poco menos. Lo recibieron el la plazoleta y emprendieron la procesión hacia la puerta de la portería, junto con nuestras hermanas de Vélez, para entregarnos a nosotras la Cruz, cantando “Alabado seas mi Señor…” Esto me recordó la entrada triunfante de Jesucristo en Jerusalén. ¡Qué alegría, qué felicidad! Ver tantas gentes alabando, adorando…

Así se manifiesta: “Todos los Santos, temed al Señor, porque nada les falta a los que le temen. Los ricos se empobrecen y pasan hambre, los que buscan al Señor no carecen de nada. (Sal. 33)”

Al recibir la Santa Cruz, recuerdo las palabras del Centurión en la Biblia: “Señor, no soy digno de que entres en mi casa…”

Pues cogimos la Cruz y empezamos la procesión hacia el claustro bajo, caminando hacia el coro a la vez que los feligreses, por la Iglesia.
   

Un joven que enamoró a Cristo.

Es Francisco

¡Qué bonito y hermoso es vivir esos momentos! Realmente Cristo vive entre nosotros. Resuena en mi interior la oración de la sexta del sábado 1º semana: “Señor, fuego ardiente de amor eterno, haz que, inflamados en tu amor, te amemos a ti sobre todas las cosas y a nuestros prójimos por amor tuyo”.

En el coro, hicimos unas oraciones, de adoración, alabanzas y rezamos la hora sexta en Honor a este GRAN REGALO. Para terminar, nuestra hermana Sor María Ela explicó lo que contiene la Cruz de San Damián.

A las 7 de la tarde, le sacamos de nuevo a la portería para tener más veneración en la Iglesia. Los feligreses la recibieron en la entrada de la portería, y bajo el cántico “Oh cruz gloriosa”, emprendieron la procesión hacia la Parroquia. D. Juan, el Párroco aguardaba en la puerta de la Iglesia con otros hermanos, esperando recibir la Cruz. Tras unos instantes, las monjas entonan desde el coro el Canto de entrada “Tú Señor, que enciendes las estrellas…”. ¡Qué maravilla Dios mío, ver tantas gentes sin aviso adorándote! Dice Francisco: “Todos somos leprosos, pero ahora, el Cristo de San Damián viene a limpiarnos y a sanarnos de estas lepras que se esconden en el

fondo de nuestro corazón: LA FALTA DE AMOR AL PRÓJIMO

Así que, revelar el secreto del YO TE AMO no consiste en revelar primero que DIOS TE AMA, si no YO TE AMO. Y así, espero que Dios, a través de ti y de mí diga TE AMO.

También es necesario que todos seamos completamente renovados, transformados y cambiados. Amar a los enemigos y llevar la paz a todos, no es quitar la pequeña mota de polvo del ojo ajeno, cuando uno mismo tiene un árbol en su propio ojo.

Esto es lo que Cristo dice: “Francisco, repara mi Iglesia.” ¿Qué es? Es las ALMAS, más que la pared. Esto es lo que hace falta en este mundo que busca la felicidad en el triunfo, en el placer y en el ruido. Una es feliz: “CUANDO AMA A CRISTO SOBRE TODAS LAS COSAS” y a los demás.

Muchas veces oigo decir que “el mundo está muy mal”. Pues digo y pregunto: ¿Quién es el mundo? Una misma debe sentir que “Soy un Mundo” y si su mundo es “Hermoso, alegre, lleno de paz…”, podrían infundírselo a todos, y este mundo cambiará…Pero si tu mundo está lleno de egoísmos…¿Qué pasará?...El mal, y se contagia y divulga rápidamente.

La oración de San Francisco es muy clara:”Señor, haz de mí un instrumento de tu PAZ…”. A veces me da la sensación de que parece que ya se toma por costumbre: no siente el corazón, lo que dice la boca…Por eso viene la queja “El mundo está muy mal, los jóvenes están no se cuanto, no se qué…” Y tú y Yo ¿Vives de verdad lo que exige Cristo en el Evangelio?

Esto es un gran modelo: Francisco, de carne y hueso como nosotros, una vez se convirtió, ya no volvió atrás. Apasionado por este Cristo, le sirvió a Él por medio de los más despreciados, que son los leprosos. Para llegar a ser cristiano de verdad “NO VALE EL REGATEO”. Y repito, si una quiere que su mundo sea hermoso. “LA VERDADERA FELICIDAD es SÓLO ENCONTRAR A CRISTO”.

Bueno, vuelvo de nuevo a estos días tan maravillosos que hemos pasado.Tuvimos todos los días una vigilia en el Coro, preparada por una hermana.

El día 19-10-2011, Miércoles, a las 6 de la tarde, sacamos de nuevo el Cristo a la portería, para realizar la celebración en la Iglesia. En la entrada a la portería, los jóvenes y niños la recibieron y acompañaron cantando “Dónde está la juventud…” Este día fue el más agradable y he de dar continuas gracias al Cristo de San Damián por haber querido estar en medio de tantos feligreses que quieren

adorarlo.

Pues camino hacia la Iglesia, en la puerta esperaba esta vez el futuro nuevo párroco, D. José, para recibir a Cristo e ir cantando camino del altar.

Colocado en su sitio, comenzamos la celebración: Vísperas, Rosario y a continuación la Santa Misa. En la munición, el Sr. Juan Agüera explicó el significado que contiene la Cruz…La Santa Misa presidida D. José y concelebrada por D. Juan, el párroco, fue cantada por el coro parroquial.

En la homilía, el Padre habló sobre la Oración de San Francisco. “¡Oh alto y glorioso Dios, ilumina las tinieblas de mi corazón; dame fe recta, esperanza y caridad perfecta; sentido y conocimiento, Señor para que cumpla tu Santo veraz mandamiento…” Pues el fruto de la oración es: “Francisco, repara mi Iglesia…” Para tener caridad perfecta, hay que arrojar de nuestros corazones toda clase de males.

Así que, estos días son bendiciones para todos, especialmente para la orden Franciscana.

Termino con el Salmo 33: “Guarda tu lengua del mal, tus labios de la falsedad, apártate del mal, obra el bien, busca la paz, corre tras ella

Pues disfrutemos todos de este gran regalo tan misteriosos. Dejémonos CONQUISTAR POR ESTOS OJOS LLENOS DE AMOR.

 

              Sor Cecilia Rasoamahafaly

  

SALUDO DE AGRADECIMIENTO A DON JUAN GONZÁLEZ ARRABAL

(ANTERIOR PÁRROCO)

Y ACOGIDA DE DON JOSÉ

(NUEVO PÁRROCO)

PAZ Y BIEN:

REVERENDO Y QUERIDO DON JUAN. LAS HERMANAS CLARISAS LE AGRADECEMOS ESTOS 30 AÑOS QUE HA ESTADO USTED ENTRE NOSOTROS EN ÉSTA PARROQUIA Y CON ÉSTE CONVENTO. NO TENEMOS PALABRAS, SÓLO QUE DIOS LE PREMIARÁ EL CIENTO POR UNO. SÍ, DE VERDAD, GRACIAS POR AYUDARNOS TANTO ESPIRITUALMENTE COMO ECONÓMICAMENTE. DE NUEVO MUCHAS GRACIAS. CUENTE SIEMPRE CON NUESTRAS ORACIONES Y NUESTRO CARIÑO. DE TUS MONJAS DE LA TRINIDAD, MUCHAS GRACIAS Y QUE DIOS LE BENDIGA.

REVERENDO DON JOSÉ. LAS HERMANAS CLARISAS LE DAMOS ESPECIALMENTE LA BIENVENIDA A ÉSTA BELLA PARROQUIA. CUENTE SIEMPRE CON NUESTRA COOPERACIÓN Y SEPA QUE SIEMPRE ESTARÁ SOSTENIDO POR NUESTRAS POBRES ORACIONES. QUE LA VIRGEN DE LA PAZ LE CUBRA CON SU MANTO MATERNAL. GRACIAS Y BIENVENIDO.

 

 

 

    BIENVENIDO
    ¿QUIENES SOMOS?
    NUESTRO BARRIO
    LA PARROQUIA
    HORARIO DE MISAS
    EL MONASTERIO
    NUESTRA VIDA
    NUESTRA PATRONA
    CARTAS DE SANTA CLARA
    BENDICION DE SANTA CLARA
    REGLA ORIGINAL DE LAS CLARISAS
    ELISA LOPEZ LOBELLE, MARTIR (Sor Carmen del Niño Jesús)
    TESTIMONIOS
    FRASE DE MEDITACION SEMANAL
    ORACIONES
    NOTICIAS
    IMAGENES
    MUSICA FRANCISCANA
    MUSICA CRISTIANA
    VOCACION
    CONTACTA CON NOSOTRAS
    LINK DE INTERES
    AYÚDANOS
  :  BIENVENIDO  :    :  ¿QUIENES SOMOS?  :    :  NUESTRO BARRIO  :    :  LA PARROQUIA  :    :  HORARIO DE MISAS  :  

  :  EL MONASTERIO  :    :  NUESTRA VIDA  :    :  NUESTRA PATRONA  :    :  CARTAS DE SANTA CLARA  :    :  BENDICION DE SANTA CLARA  :  

  :  REGLA ORIGINAL DE LAS CLARISAS  :    :  ELISA LOPEZ LOBELLE, MARTIR (Sor Carmen del Niño Jesús)  :    :  TESTIMONIOS  :    :  FRASE DE MEDITACION SEMANAL  :    :  ORACIONES  :  

  :  NOTICIAS  :    :  IMAGENES  :    :  MUSICA FRANCISCANA  :    :  MUSICA CRISTIANA  :    :  VOCACION  :  

  :  CONTACTA CON NOSOTRAS  :    :  LINK DE INTERES  :    :  AYÚDANOS  :  

WWW.HERMANASCLARISASMALAGA.SUPERSITIO.NET

58516 Visitas    ::    ®
   ::    Crea tu Web Ahora en Página Web Gratis, Powered By SuperWeb y Hosting    Supermaq.cl
(Los contenidos de esta web son de exclusiva responsabilidad del creador y no de paginawebgratis.cl)